Share this

Siempre tienes una segunda oportunidad

Hoy en la ma√Īana falleci√≥ mi pap√°.

Y estoy tranquilo. Y estoy completo. Pues desde hace algunos a√Īos – me he dado el tiempo para convivir con √©l. Y desde que comenz√≥ a decaer hace tres a√Īos, me he dado el tiempo para estar con el, ayudarlo en su camino, abrazarlo, acostarlo.

Pero no siempre fui as√≠. Desde peque√Īo, siempre he sido una persona independiente. Me enfoco a hacer algo, y dedico toda mi atenci√≥n y tiempo. Noches, fines de semana.

Amo a mis padres, pero si√©ndote franco, hasta hace unos cuantos a√Īos no los frecuentaba salvo en ocasiones espor√°dicas, Navidad y d√≠as festivos. Y no porque no los quisiera, o porque estuviera molesto con ellos. Sino porque simplemente ten√≠a mi trabajo y proyectos en mi mente, y nunca me di la tarea ni el prop√≥sito de ponerlos a ellos en frente.

¬ŅQu√© sucedi√≥ que me hizo cambiar?

Contraté a un gran coach. Me hizo ver que mi vida es mas que un trabajo. Es mas que un proyecto. Es mas que un logro. Me ayudó a reconocer que mi vida está hecha de mi familia, mi trabajo, mi deseo por aprender y desarrollarme, mi deseo por divertirme, mi deseo por contribuir a los demás, mis amistades y mis finanzas.

Luego me invit√≥ a imaginarme una vida extraordinaria. Y describir cada una de estas √°reas como si las estuviera viviendo al m√°ximo. Y una vez que tuviera una visi√≥n clara de lo que deseo, me ense√Īo a hacer un plan, a ponerme en acci√≥n y mantenerme enfocado.
Pero ¬Ņeso que tiene que ver con mis pap√°s y mi familia?
Cuando describí mi familia ideal, vi que en ella estaban mis padres, y mis hermanas. Me vi conviviendo con ellos cada semana, compartiendo y celebrando diversos aspectos de nuestra vida.

Y fue en ese momento que me propuse cada semana salir a desayunar con mis pap√°s. Y as√≠ comenz√≥. Cada semana nos reun√≠amos a desayunar. As√≠ pasaron las semanas, los meses y los a√Īos. Cada semana conviv√≠amos un rato. Les compart√≠a mis inquietudes, mis sue√Īos y logros. Les escuchaba.
Hasta que mi padre envejeció.
Los √ļltimos tres a√Īos, he ayudado a cuidar a mi padre. Me toc√≥ ba√Īarlo. Me toc√≥ asistirlo. Me toc√≥ sacarlo a pasear. Me toc√≥ darle de comer. Y finalmente me toc√≥ estar y disfrutar con el la √ļltima noche de su vida.
Estoy completo. Y agradecido por el tiempo que pasé con el.
Todo porque un d√≠a hice un alto en el camino. Describ√≠ una vida extraordinaria. Y me atrev√≠ a crear ‚Äď una segunda oportunidad.

Gracias por compartir este momento conmigo.

 

Sergio Sedas

[vivafbcomment width=”375″ count=”on” num=”6″ countmsg=”Comentarios”]

Loved this? Spread the word


Related posts

Esta es tu oportunidad, ¡Despierta lo mejor de tí!

Read More

Why you should define your fears instead of your goals | Tim Ferriss

Read More

Oprah Winfrey: 2018 Golden Globe Cecil B. DeMille Recepient Full Press Room Speech

Read More

test timezone

Read More

Subscribe to our newsletter now!

>